LOS CACTUS TAMBIÉN TIENEN FLORES

Por Manuel Báez

Con la expresión bíblica “Por sus frutos os conoceréis” definitivamente que Jesús quiso expresar de manera clara cuales son las cualidades que debe tener un individuo en la sociedad y que se refleja en su manera de actuar, pero que ligeros somos al momento de tomar un instrumento de medición para evaluar a los demás y cuan difícil se hace auto evaluar nuestro modo de actuar.
 
Cuantas veces hemos podido ver la paja en el ojo ajeno y no hemos podido ver la viga del nuestro, que desde hace mucho tiempo tal vez no nos ha permitido observar  a los demás.
 
El cactus nos da una hermosa lesión de vida, cuantas veces pasamos por esos lugares áridos donde pensamos que solo encontraremos malezas y espinas y de pronto nos encontramos con la hermosura de una flor que  tiernamente se oculta en medio de ramas escombrosas y oscuras.
 
Será bueno detenerse un instante y definir cual es el  rol que nos ha tocado desempeñar en un determinado momento; te ha tocado sacar las espinas y ocultar las flores para poder cumplir tu rol, o siempre te ha tocado presentar la buena cara exhiviendo lo hermoso de la naturaleza.

 

 


Print   Email